Category Archives: Técnicas

Yoga para reafirmar la piel de nuestro rostro

El Yoga nos otorga múltiples beneficios, ya sea para el sistema circulatorio, sistema nervioso, sistema respiratorio, sistema digestivo, el sistema inmunológico, nos ayuda a relajarnos, a aprender a respirar, a disminuir el estrés, a combatir el insomnio, a mantenernos en forma pero también nos permite tonificar y reafirmar nuestros músculos y piel. En esta nota, el Profesor de Yoga, Pablo Rubio, nos enseña una serie de ejercicios faciales para darle un aspecto más juvenil a nuestro rostro.

Reafirmar distintas partes del rostro como las mejillas:

Debemos colocar nuestras manos con todos los dedos apoyados sobre las mejillas salvo el pulgar , justo os apoyaremos donde se encuentra la unión de nuestros músculos con los maxilares. Vamos a ir contrayendo nuestras mandíbulas, de a poco iremos presionando este sector. Luego, inspiramos en cuatro tiempos, sostenemos la respiración y,  de manera lenta vamos a ir soltando el aire llevando al mismo tiempo nuestra cara, boca y músculos hacia delante.

Labios superiores:

En primer lugar, colocamos nuestros dedos pulgares por debajo de nuestro labio superior, justo en el medio. Tomamos aire, luego iremos exhalando intentando que nuestros pulgares hagan presión sobre nuestras encías mientras que nuestro labio superior se va hacia delante con sus respectivos músculos.

Líneas de expresión de la boca:

Consiste en realizar un ejercicio llamado “sonrisa suave”, primero, debemos ocultarnos nuestros dientes con nuestros labios formando una letra “o”, luego, sonreiremos, y así sucesivamente hasta completar seis secuencias. Después, apoyaremos nuestro dedo índice sobre nuestro mentón mientras estamos sonriendo, inclinaremos nuestra cabeza hacia atrás, mientras hacemos movimientos con nuestra mandíbula hacia arriba y abajo.

Arrugas de los ojos:girl-454564_640

Podemos optar por realizar el ejercicio llamado “v”, para ello colocaremos nuestros dedos del medio en el espacio entre las cejas y con nuestros dedos índices iremos haciendo presión sobre los extremos de nuestros ojos. Primero, miraremos hacia arriba, luego iremos de a poco moviendo los párpados de abajo hacia arriba, Después, iremos relajandonos, podemos repetir este ejercicio al menos cinco veces, y para concluir, apretamos nuestros ojos ya cerrados durante ocho segundos y luego, solamente quitamos la tensión y nos relajamos.

 

 

Published by:

Asanas de Yoga para facilitar la digestión

El yoga tiene múltiples finalidades, no sólo sirve para que aprendamos a relajarnos, para adoptar una buena postura, para meditar, para respirar,  para conciliar el sueño o vencer el insomnio, para mejorar nuestra postura, para reforzar nuestro sistema inmunológico, respiratorio, circulatorio y digestivo. En esta oportunidad, el Profesor de Yoga, Pablo Rubio, nos enseña una secuencia de posturas que nos facilitará realizar de forma más ágil y correcta la digestión.

Pablo Rubio: Asanas de Yoga para facilitar la digestión

Uttasana, una postura beneficiosa para la digestión:

Para realizarla, debemos partir de la postura de la  Tadasana, parados sobre una colchoneta, de a poco iremos inclinandonos hacia delante desde nuestras caderas. Debemos intentar de no forzar la espalda sino que trataremos de mantenerla lo más recta posible que podamos. Podemos flexionar levemente nuestras rodillas, lo importante es que nuestro abdomen quede apoyado sobre nuestros muslos. Este movimiento de apoyo es lo que permite una especie masaje de la zona del estómago, favorece el flujo sanguíneo y así también, el tránsito intestinal.

Adho Mukha Svanasana:

Para realizar esta postura, debemos colocar una colchoneta o lona, nos sentamos sobre ella, inhalamos, luego nos acostamos boca abajo, con los brazos pegados al torso, separamos nuestros pies, vamos a ir doblando nuestros codos y colocamos nuestras manos pegados a nuestro pecho. Iremos presionando las palmas de las manos contra el suelo, manteniendo nuestros dedos separados hacia delante. Por otro lado, los dedos de nuestros pies deben quedar alejados de la colchoneta, iremos elevando nuestro cuerpo de manera que quedemos arrodillados en cuatro patas. Luego, giramos los dedos de nuestros pies hacia adentro y elevamos nuestra cadera de manera que quede en línea recta, los talones deben quedar hacia bajo, relajamos la zona cervical y mantenemos estirada la columna, haciendo presión con nuestros talones, mantenemos esta posición por 20 segundos y después, relajamos.

Ustrasana:

En primer lugar, colocaremos la colchoneta o alfombra y nos sentaremos encima de ella, luego apoyamos nuestras rodillas, separamos nuestras piernas y pies, apoyamos nuestras manos sobre nuestras caderas, inhalamos e iremos arqueando la espalda hacia atrás acompañando este movimiento con nuestra cabeza que debe quedar inclinada para atrás pero mirando hacia el cielo. Volvemos a inhalar, intentando tirar la columna aún más hacia atrás, y apoyaremos nuestras manos sobre nuestros talones, mantenemos esta posición por 15 segundos y aflojamos.

Published by: