Yoga para eliminar la celulitis

Comment

Maestro Pablo Rubio Yoga en casa
Pablo Rubio: Yoga para eliminar la celulitis

Actualmente, no solo las mujeres, sino que también los hombres sufren de esta anomalía de la piel llamada celulitis, hay veces que nos preocupamos porque puede ser síntoma de malos hábitos, mala alimentación, que algo está fallando en nuestro organismo y otras en que solo se trata de una regla genética. En esta ocasión, el Profesor de Yoga, Pablo Rubio, nos enseña una secuencia de posturas que nos permitirán mantener alejada a la “celulitis”.

Pablo Rubio

¿Qué es la celulitis?

En muchos casos, la celulitis es tratada como un tipo de patología que afecta a nuestro tejido celular que se halla por debajo de nuestra piel, en el cual se encuentran los llamados los adipocitos y la circulación venosa y arterial. En principio altera a nuestra circulación, pero luego van alterando la estructura de la piel, dejándola áspera y como si tuviera pequeños huecos. En general, afecta al 85% de las mujeres, pero también aparece en hombres.

Posturas para combatir su aparición:

En primer lugar, podemos realizar la “postura del águila”. Para practicarla debemos colocarnos de pie sobre una colchoneta, separamos las piernas de manera que queden a la misma distancia que el ancho de nuestras caderas, debemos flexionar nuestra pierna izquierda, y levantar nuestra pierna derecha pasándola por detrás de la pantorrilla izquierda, al mismo tiempo los brazos se colocan cruzados el izquierdo sobre el derecho y unimos nuestras manos. Mantendremos esta postura al menos por 15 segundos, podemos repetirla en 5 secuencias.

En segundo lugar, podemos realizar la “postura del arco”. Es una asana muy fácil de practicar, no se requiere conocimientos previos para poder hacerla. Primero, nos paramos sobre una colchoneta o lona, inhalamos y exhalamos, luego bajamos lentamente y nos acostamos boca abajo, intentando llevar nuestras piernas hacia arriba pero de manera flexionada y con nuestras manos nos agarramos de los tobillos, como coloquemos las piernas es indistinto, podemos juntarlas o separarlas, pero si es importante mantener la espalda arqueada y los brazos bien estirados, el abdomen debe quedar pegado al suelo, mientras que nuestro pecho y cabeza quedan elevados mirando hacia el frente.

Luego, también se puede intentar la “postura del puente”, para ello, nos acostamos sobre una colchoneta, apoyando bien la planta de los pies, y los codos los utilizaremos como sostén, elevando nuestro torso. Podemos realizar esta asana por 20 segundos.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *