¿Cómo empiezo a hacer yoga en casa? por Pablo Rubio

Comment

Tipos de yoga Yoga en casa Yogui
como-empiezo-hacer-yoga-casa-pablo-rubio

¿Querés empezar a hacer yoga en tu casa o simplemente querés sumar más actividad yogui en tu hogar aparte de las clases? Entonces esta nota es para vos, ya que consultamos al especialista en Yoga Pablo Rubio y nos explicó una serie de rutinas ideales para hacer en casa destacadas por su facilidad e ideales para ser realizadas sin supervisión.

En primer lugar es importante aclarar que las rutinas que compartiremos a continuación son ideales para quienes ya tengan experiencia en realizar este tipo de ejercicios. Es decir no son prácticas para principiantes, a pesar de su facilidad.

Otro de los aspectos a identificar como importante, es el hecho de que a pesar de la rutina que propone Pablo Rubio, es obligación del practicante conocer sus límites. Si ves que la respiración aumenta velocidad o que sientes mucho desgaste físico, es buena idea continuar la rutina de yoga otro día.

Ejercicios recomendados para iniciar una sesión de yoga en la casa:

–       Estirar cuello

Este ejercicio es súper simple y también podés realizarlo en otros espacios como la oficina o viajando en el transporte público. Acompañándolo con  respiración suave, mover el cuello de un lado al otro reposando en cada lado para lograr favorecer la relajación de los músculos del cuello y comenzar a tener un estado de quietud mental.

–       Estirar brazos

Esto se realiza estirando los brazos hacia atrás y enganchando las manos. Se realiza además en el sentido del frente del cuerpo. Pablo Rubio, especialista en yoga recomienda que al finalizarlo, podemos empezar a rotar hombros y brazos al mismo tiempo dibujando círculos en el aire de modo que todo nuestro tren superior se empiece a aflojar.

–       Estirar la espalda

Desde una posición relajada, se recomienda – con las piernas abiertas – ir bajando el tronco hasta lograr apoyar las manos en el suelo. Sino, podemos llegar a apoyar la mano completa podemos intentar ir avanzando en nuestra flexibilidad con el correr de los días.

–       Estirar la cintura

Con las piernas separados y parados, elongamos una mano por sobre nuestra cabeza con dirección contraria a la cadera de la mano que elonga.

–       Sentarse en el suelo

Sentarse en el suelo, con las plantas de los pies juntas en posición “india”. Tomarse las puntas de los pies, balancearse y respirar con suavidad.

Pablo Rubio señala que la preparación a arrancar una práctica de yoga debe estar siempre acompañada por una respiración suave y permitiendo conectarse con la mente en quietud.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *